Examen de admisión y tu preparación

Examen de admisión y tu preparaciónEl examen de admisión es tu pase directo a una formación profesional y el primer obstáculo a sobrepasar para iniciar tu vida universitaria. Por ello, la idea de fallar en algo tan decisivo, podría llegar a agobiarte más de lo necesario si no estás preparado adecuadamente para afrontarlo. En esta nota encontrarás diferentes aspectos en los que tendrás que enfocarte antes de rendir tu examen de admisión si quieres obtener el resultado que esperas.


La recomendación básica para que logres aprobar cualquier tipo de examen es que estudies y te prepares bien. En este caso, al tratarse de una variedad mucho más amplia de temas que repasar, deberás organizar tu tiempo para que no dejes ninguno olvidado. Prioriza tus asignaturas más débiles, aplica el método de estudio que más se te acomode y si lo necesitas, busca ayuda.

También es importante que te prepares emocionalmente, sobre todo si eres una persona ansiosa y/o nerviosa. Lo ideal es que llegues a dar el examen de admisión sin preocupación alguna. Mantén una actitud positiva desde días previos, confía en lo que has estudiado y en tus propios conocimientos, y justo antes del examen busca un espacio tranquilo para que despejes la mente.

Por último, pero no menos importante, te resultará muy beneficioso estar al 100% en buen estado físico para que en el momento del examen de admisión, tengas todos tus sentidos despiertos y así tener ideas más claras. Para ello, un consejo muy útil es que descanses adecuadamente con al menos siete horas de sueño el día anterior al examen y que tomes un buen desayuno que te proporcione la energía correspondiente.

Ten en cuenta que si no logras ingresar a la primera, lo que te definirá como persona será la decisión que tomes al conocer los resultados finales: rendirte en tu intento de ingresar o seguir adelante para hacer realidad tus anhelos