LAS CONFUSIONES SOBRE LA VOCACIÓN

Ayudar a escoger una Carrera no es Orientación Vocacional

“Errar es Humano” decía Séneca. Y los escolásticos retrucaron diciendo: “Sí, errar es humano, pero perseverar en el error es diabólico”. Y ocurre que en estos tiempos, dónde la información nos bombardea y casi no hay tiempo para ponerse a reflexionar, solemos meter en un mismo saco papas con camotes y cometer “errores diabólicos”.

Y lamentablemente eso es lo que le ha ocurrido a la palabra Vocación, que ha sido tan manida que hasta ahora muchas no saben realmente cual es su significado real.

Vocación viene de la raíz latina Vocatio y del verbo Vocare, es decir: llamar, por lo consiguiente podemos decir que la Vocación es un llamado. Ahora, en su origen religioso Vocación significaba “el llamado de Dios” y se refería a aquellos hombres que deseaban abrazar los hábitos y servir a Dios para siempre.

Posteriormente la palabra vocación pasó a tener un sentido laico y se le empezó a relacionar con la “voz interior propia” que define nuestras preferencias y orientaciones. Es decir aquello que nos gusta y por lo cual nos inclinamos inconcientemente desde nuestra infancia.

Sí, contrariamente a lo que muchos creen, mucho antes de dar nuestros primeros pasos ya empezamos a sentir nuestra vocación. Desde el niño aquel que le gusta explorarlo todo, a aquel que le gusta estar más cerca de la gente y pasando por aquel que prefiere estar más tiempo frente a la televisión o la PC.

Y por eso es muy importante que los padres estén atentos a ver durante esos primeros años como se comportan sus hijos, es decir 
si tienen un carácter observador, curioso, reflexivo, inquieto, comunicativo, etc., puesto que esas características irán definiendo desde pequeños cual será su vocación el resto de su vida.

Las Preguntas Clave

El Psicólogo y expositor exclusivo de Logros, El Portal del Postulante, Lic. Javier Echevarria señala que es un error limitar la orientación vocacional solo a la elección de carreras. Según su explicación, la vocación es un proceso interno a la cual se llega haciéndonos cuatro preguntas básicas: Qué me gusta, Para qué hago lo que me gusta, como lo hago y dónde quiero estar.

Cuando hablamos de Qué nos gusta debemos empezar a darnos cuenta de aquello que nos llamó la atención desde niños. Es decir, si preferimos al ser humano, si preferimos la naturaleza o talvez preferimos los objetos que ha construido el ser humano. “Tenemos que ver si somos descubridores, constructores, comunicadores o conectores”.

Cuando nos referimos al Cómo lo hago tenemos que evaluar si preferimos trabajar con el pensamiento, con el decir, o talvez con el sentir o el hacer.

Cuando hablamos de Para qué hago aquello que me gusta nos referimos a la motivación que nos hace llevar adelante alguna acción concreta, estas motivaciones se definen por la necesidad de  saber, la necesidad de expresar, la necesidad de dirigir y la necesidad de servir.

Dónde quiero estar. Esta es la pregunta clave que muchos jóvenes nunca se llegan a plantear a tiempo. Es decir, debemos evaluar si nos gusta trabajar en lugares estructurados, competitivos, jerárquicos, abiertos o cerrados, y lo más importante: con gente o sin gente.

Vocación Vs. Profesión

Uno de los errores que suelen cometer muchos colegios es confundir la orientación vocacional con la oferta profesional. Por eso se suelen armar muchas “ferias vocacionales” en las que se limitan a hacer pasear a los alumnos por los stands y mostrarles las instituciones educativas y las carreras existentes; confundiendo vocación, con profesión.

Como se ha explicado en este texto, la vocación es un proceso de reflexión e interiorización, que tiene un camino independiente al margen de qué carrera se pueda o no estudiar. Y, en este proceso de búsqueda interior, el rol de los padres de familia es fundamental, puesto que su aporte será muy importante para que los jóvenes puedan definir adecuadamente su vocación y canalizarlas posteriormente en una carrera acorde con la misma.

Por ese motivo, Logros, El Portal del Postulante viene realizando desde hace más de dos años, sus charlas “Descubre tu vocación con Logros” en las que ya se ha ayudado a más de 18 mil alumnos a plantearse estas preguntas claves y a darles las herramientas para que puedan avisorar su futuro con éxito.

Y para complementar este proceso vocacional, a través de nuestro Portal: www.logros.edu.pe, los interesados pueden entrar en contacto directo con nuestro departamento de comunicaciones y coordinar la realización de una charla totalmente gratuita. Escribir a charlas@logros.edu.pe

Artículos Relacionados

¿En qué etapa de su vida escolar, familiar o profesional se encuentra?