Calidad de personas y de profesionales

Calidad de personas y de profesionalesLos conocimientos académicos no bastan para que un individuo sea considerado de “primer nivel”, se requiere de algo que, lamentablemente, muchos profesionales no han logrado: la calidad de persona. Esto requiere de un perfil que ha aprendido durante toda su vida de la sana convivencia, de la amistad, de la confianza, del servicio y de estar pendiente del bienestar del prójimo. Parece algo raro en estos tiempos de competencia, pero los valores hacen a cada persona, alguien muy especial. ¿Estás cultivando tu personalidad para ser de primer nivel?


La calidad de un profesional se puede medir por la cantidad de reconocimientos o títulos haya alcanzado, pero lo ayudaría mucho más su honestidad, lealtad y profesionalismo al poner en práctica sus habilidades y conocimientos. Pero de este tipo de profesional sobreviven muy pocos.

Decimos sobreviven porque en realidad todos, cuando están estudiando, sienten un llamado por ayudar al prójimo y ser cordiales y serviciales. Sin embargo, muchos suelen endurecerse por el trato que la vida, en sus momentos críticos, ofrece. En algunos sus sentimientos de solidaridad se ponen duros como piedra, otros son violentos en cada frase que dicen, y así van degenerando la palabra competitividad en violencia o destrucción.

¿Cuántas veces has ayudado a alguien con una labor? Los conocimientos y formación deberían estar al servicio de quienes nos rodean, incluso podremos ser más útiles, no solo con nuestra familia, sino con la sociedad. Estar listo para ser solidarios, serviciales y amigables es una característica del profesional A1 en la actualidad.

¿En qué etapa de su vida escolar, familiar o profesional se encuentra?