Cómo ser diferentes

Cómo ser diferentes¿Cómo ser diferentes? En principio, muchos de nosotros tenemos rutinas a las cuales somos presos o reos de sus irreversibles costumbres. Esto sin duda afecta nuestro hábito de estudio y estilo de vida. Nuestras malas costumbres no nos permiten obtener los resultados que esperamos día a día. Por ello, al mantenernos en ese ritmo, poco a poco se empieza a apagar nuestro talento y cada vez somos menos brillantes. ¿Realmente deseamos esto?.


Evidentemente: no lo anhelamos. Por consiguiente, podemos ser diferentes y mejorar en todo, si estamos de acuerdo a poner de nuestra parte. De qué sirve, ser muy capaces e inteligentes, si nuestro hábito no cambia. Y en efecto, preferimos una noche de fiestas o diversión, en vez, de estudiar para la semana de exámenes que se acercan. Debemos hacer cosas que nos diferencien de los demás.

Así mismo, dormir en exceso. Hablar por teléfono todo el día. Entrar al internet para estar chateando con los amigos a través, de Twitter o Facebook. En consecuencia, las horas corren, el día se acaba y el tiempo no se detendrá. Por lo tanto, para ser diferente, debemos rechazar todos estos malos hábitos que no ayudan en tiempo de asumir responsabilidades.

Consejo: podrías aprovechar los días donde tengas más “libertad”, para culminar con tus proyectos y repasar libros. Recuerda que muchas empresas se interesan por personal con capacidad y responsabilidad para trabajar, ¡empieza a destacar desde ahora! Esmérate en modificar y plantea algo distinto a lo común. Tú puedes exigirte un poco más.

¿En qué etapa de su vida escolar, familiar o profesional se encuentra?