La simbología del saludo

No solo se trata de educación, porque este simple gesto tiene un gran valor simbólico, obviamente depende de cómo se exprese para ser entendido como un gesto de cercanía, de proximidad, de relación profesional, afectiva, o un mero gesto de cortesía y de buenas costumbres. De hecho su ausencia demuestra un posible enfado o irritación, surgiendo de ahí la frase de retirar el “saludo” como reflejo de hostilidad y enemistad.

¿En qué etapa de su vida escolar, familiar o profesional se encuentra?